Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

EL PARTIDO POPULAR Y LA MENTIRA

Imagen
Hace unos años, paseando por la inmensa ciudad-mercadillo que entonces se llamaba Puerto Stroessner (hoy se llama Ciudad del Este), en Paraguay, intentaba regatear el precio de un reloj “Rolex” porque me parecía muy caro. El vendedor, muy poco amable, me pedía 15 dólares. Cuando le decía que me parecía muy caro me respondía muy serio… “¡es que es un ROLEX!”
Considero que hay una cosa que causa hondo rechazo en el hombre de bien, que molesta profundamente a cualquier persona sensible y cabal. Y ello es que, sin motivo, le traten como si fuera débil mental, o le desprecien, intentando engañarle de manera burda, riéndose en su cara.
Me considero un hombre de bien que no se merece este trato por parte de unos gobernantes, en los que, además, deposité mi confianza en el año 2011. Y hoy se han reído de mi, y de unos cuantos millones de españoles más.
No se puede mentir tanto. No puede el señor Floriano decir con que la reforma de la Ley de aborto del presidente Zapatero que ha presentado hoy, …

Un "chute" de vida

Imagen
"Papá y Blanca" Autora: Blanca Polo. 6 años.

Recuerdo que, cuando mi hija Blanca tenía tres años recién cumplidos, se despertó una noche llamándome a gritos desde su habitación: “¡¡papaaaaaa, papaaaaaa!! … ¡¡¡Papiiiiiiii, veeeeeen!!!!. Algo alarmado –no demasiado, es mi cuarta hija y uno está bastante curtido en este tipo de situaciones nocturnas- me dirigí enseguida a su habitación. Cuando llegué junto a su cama observé que estaba plácidamente dormida, pero en seguida se giró, me miró a los ojos y me dijo: “papi… te quiero”. Y siguió durmiendo con toda paz.
Esta niña es bastante aficionada a decir explícitamente que te quiere, y lo hace a menudo. No es una niña especialmente dócil, ni particularmente simpática, pero si muy franca en sus afectos. Juega constantemente, y considera que jugar es su deber… ¡Papi, que estoy jugando!, me dice muy seria, entre un ordenado despliegue de muñecos a quienes intenta disciplinar, cuando la llamo para que se siente a la mesa a la hora de com…