Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Maltrato animal

Me merecen todo el respeto quienes defienden a los animales, se oponen a que se les mate o sean torturados o maltratados gratuitamente, piden condiciones de salubridad en granjas, en transportes, protegen a las especies en vías de extinción, a sus crías e incluso a sus huevos, etc.
Por otra parte, nadie duda de que el feto humano es un ser vivo que pertenece al mundo animal (puesto que no se trata de un ser vivo perteneciente al reino vegetal).
Y es sabido que un feto de 14 semanas –al que la madre puede abortar por su sola voluntad, según establece la ley Aído/Rajoy- tiene sensibilidad, y retrocede, tratando de salvar su vida, ante el instrumento quirúrgico que se le acerca para partirlo a cachitos y extraer sus restos del seno de su madre.

Es decir, se trata de un animal salvajemente torturado para causarle la muerte. ¿Porqué no merece la atención y la defensa de las asociaciones protectoras de los animales?

LA CAUSA DE LA VIDA

Imagen
Monumento al no nacido en Eslovaquia

Quizá haya llegado el momento en que se pueda cometer cualquier tipo de maldad y de crueldad para que la gente se harte y le dé la espalda, aterrorizada y asqueada, al malvado.
Máximo Gorki. Karamora

En los últimos días ha cambiado enormemente la situación respecto a uno de los temas -la defensa de la vida- que más trascendentes resultan en nuestros días en el occidente “civilizado”, y en el que contienden los dos grandes bandos de la principal batalla cultural que se libra hoy en el mundo: a saber, por un lado, el bando de quienes desconocen o han olvidado la verdad del hombre, por desconfiar de su propia razón, y se han abandonado de ese modo a la dictadura del relativismo, de la mentalidad materialista imperante, y por el otro el de quienes aún confiamos en la razón y creemos en que el hombre hace manifiesta con su existencia en el mundo una verdad universal, el humanismo.
¿Qué es ese humanismo? En palabras de Sándor Márai -magnífico escritor húnga…