PROGRES




Mi amiga Viky ha publicado esta genial "Carta al Director". No me resisto a publicarla en mi Blog:

LA LIBERTAD DEL PROGRE


El progre es un ser temeroso del pluralismo que se cree en posesión de la verdad absoluta y que se levanta cada mañana obsesionado por imponer su univisión invadiendo todos los ámbitos en los cuales las personas desarrollan su vida y sin dejar un solo resquicio a la libre decisión.Para ello se rodea de otros progres igual de mediocres y todos juntos se desenvuelven y coordinan como una secta para combatir a los que no piensa como ellos que, generalmente son fachas y tienen la culpa de todo lo que va mal en la sociedad. Se presentan como liberadores de normas cuando en realidad quieren que a base de decretos la ley respalde su estilo de vida y que sea además de obligado cumplimiento para el resto. Hay veces que incluso se convierten en iglesia y religión lo cual no deja de ser una paradoja ya que los mismos que avisan a la ciudadanía de que desconfíen de cualquier religión, flipan por organizar una especie de ateismo antropomórfico. Con su hipócrita paternalismo intentan despojar a los padres de su legítimo derecho a transmitir a sus hijos su propia visión del mundo, sus sentimientos y sus creencias y convierten en un burdo adoctrinamiento la educación pública y así, una vez apartados los individuos de la seguridad de la unidad familiar, obtienen ciudadanos sin criterio y fácilmente maleables.En resumen, el progre es un superhombre,dueño de su propio destino que se ha autofabricado el derecho a meter las narices en todas partes y que juega a ser Dios aunque su mirada no llegue más allá de las siguientes elecciones. Pero eso sí, todo, en nombre de la LIBERTAD. JA JA

Imagen: http://blogs.ua.es/cartones

Comentarios

Los lectores prefieren

No es necesario creer en Dios

La Religión católica como asignatura

Más sobre "Las Fuerzas de Seguridad"

El adulto infantilizado

Un viento helado

Las Fuerzas de seguridad

La desaparición silenciosa

LA VIRTUD DE LA JUSTICIA Y SU RELAVANCIA EN EL COMPORTAMIENTO MORAL

Matrimonios, aprendan a discutir