martes, 1 de mayo de 2012

¿Crisis de la familia?




Voy a intentar resumir mi opinión sobre la “crisis de la familia”: La familia no está en crisis, no puede estarlo. Abundantísimos datos estadísticos, económicos, políticos, educativos, sociales y de otros múltiples sectores constatan que es una realidad viva, vivísima, e intemporal.

No existen modelos de familia, porque no pueden existir, ya que la familia es un fenómeno primordial, fundante de la sociedad desde el inicio de la historia humana hasta el presente. Es el nicho ecológico en el que nace y se desarrolla el ser humano, y es, también, la mayor fuente de felicidad personal.


 La “crisis” que hace que se difumine (es decir, a ojos de alguien que observa desde el exterior el fenómeno familiar) la realidad familiar es un cambio que, iniciado en el siglo de las luces, trata de situar al entendimiento humano como único juez del mundo, por cuanto que se le encumbra como la única fuente de conocimiento verdadero.

Ello provoca que el hombre “moderno” haya tenido la desgracia de dar la espalda a la trascendencia. Consecuencia de ello ha sido la construcción de una antropología basada en una falsedad, y por tanto toda ella viciada de raíz e incapaz por tanto de comprender la esencia personal del ser humano. Eso es “lo que está ocurriendo”. Y afecta a todos los ámbitos de la vida humana en el mundo, a todos, científico, económico, jurídico, afectivo, político, social, educativo, etc.

Si la familia estuviera en crisis ello significaría que estamos ante una realidad sujeta a cambio, variable, acomodaticia, moldeable, en la que cabrían, ahora sí, diferentes formas, modelos o esquemas. Y creo que no hay nada de ello, si consideramos a la familia como realidad originaria, célula (en sentido figurado, pero muy ilustrativo) que conforma la sociedad, cualquier sociedad.

Sin embargo, sí considero que la familia está siendo sometida a un feroz ataque desde presupuestos ideológicos. Por eso, quienes protagonizan ese ataque están empeñados en catalogar un “modelo” de familia que llaman (cargando el término de contenido peyorativo) "tradicional". Pero caen en continuas contradicciones, y en ese sentido me parece muy acertada la opinión del Prof. J. Peris, cuando destaca la inexistencia de alternativas reales y plausibles de la familia, pues de ser ciertos esos “modelos” de familia que algunos suponen que existen (con ese “olvido de la naturaleza”), y de ser de verdad “familias”, el mundo se acabaría, el ser humano desaparecería de la faz de la tierra.

Ese olvido de la naturaleza se debe, en mi opinión, a que el ser humano, aturdido por la propaganda, hundido por el error antropológico entorno a su verdadero sentido de su existencia, busca la felicidad donde es imposible encontrarla.

5 comentarios:

  1. ¿Cómo que la familia no está en crisis?
    Muchas padecen crisis económica y laboral, y están rodeadas de crisis de valores allá por donde se mire. Precisamente este vivir rodeadas de crisis es lo que las mantiene unidas y fuertes.
    ¿Qué sería ya de este país sin la cohesión que todavía existe entre las familias, dada la actual situación financiera que nos envuelve?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Buena observación, Fernando. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Clarificador post, como siempre.

    Es verdad que la familia no está en crisis. Es más, la familia es la solución a todas las crisis. La familia es una institución natural, de reconocida eficacia social y personal, como indica en el post. Tanto es así que hasta la DUDH, la C.E. y otras normas internacionales no tienen más remedio -y lo digo con toda la intención- que reconcoerle su valor social fundamental.

    Gracias por su claridad.

    Vicente.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a la familia, ahora mismo millones de personas se encuentran cobijados, cuando la sociedad les ha abandonado por su situación laboral o personal. Sin la familia, no habría nuevas generaciones. Y es que hay infinidad de razones para reforzar el vínculo matrimonial, porque la familia tiene una perspectiva social indispensable de lo que nos beneficiamos todos. Un cordial saludo y enhorabuena por el post. José Luis.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestros gentiles comentarios, Vicente y José Luis. Los agradezco muchísimo. Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar

Agradecería cualquier comentario relativo al presente post, pero ruego que se haga siempre con respeto, de otro modo no podrá aparecer publicado. Muchas gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...