lunes, 9 de julio de 2012

Hurgadores



Ayer vi, a esa tardía hora de la tarde en la que se oculta el sol, y de nuevo, muy de mañana, a personas que, arrastrando carritos, rebuscaban en los contenedores de basura. Fue en mi barrio, en mi calle, casi en mi casa. Son los "hurgadores". Yo los conocí en lejanos países, en otras latitudes, otros climas, otras economías. Allí, los carros que utilizaban eran tirados por caballos, y llevaban colgadas por todo su perímetro grandes bolsas negras de basura. Muchos niños montaban en ellos y saltaban al llegar a su objetivo.

La imagen de una persona hurgando en la basura es pavorosa, y ya estamos conviviendo con ella. Era muy difícil de imaginar este retroceso hace ahora sólo unos pocos años. Representan el fracaso de un sistema, la consagración de la desigualdad, la demolición de la estructura social. Y lo representan porque están entre nosotros, y porque nosotros lo consentimos, miramos para otro lado y continuamos viviendo como si nada de esto sucediera, dando la espalda a una tristísima realidad de pobreza.

Ya están aquí. ¿Hasta cuando se quedarán entre nosotros? 

Imagen: http://pv-uruguay.blogspot.com.es

8 comentarios:

  1. La imagen, efectivamente, es tremenda. Pero detrás de esto, hay oportunidades para qeu se nos despierten nuestros mejores instintos, valorando lo que tenemos. Ojalá que recapacitemos y seamos humanamente más fuertes. Muchas gracias. José Luis

    ResponderEliminar
  2. Pues Veropolox, cada vez que apelo a la sociodemocracia lo hago con miras a evitar precisamente esto: un Estado de Bienestar debe garantizar para TODOS los ciudadanos un mínimo de integridad, casa, comida, educación y salud.

    Esta imagen no la ves en Suecia o en Noruega, y aquí en España es cada vez más común.

    No obstante, a mí más que los "hurgadores" como tú los llamas, me dan más pena los que viven en un coche. Justo al lado de mi casa hay un vehículo ruinoso, lleno de excrementos de pájaro, comida, envoltorios vacíos, una sábana ennegrecida... y todas las noches hay una persona durmiendo ahí, expuesto a la mugre.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Son los efectos de una sociedad laica y aconfesional.

    ResponderEliminar
  4. Montarto, menos demagogia: ha habido más sociedades religiosas que aconfesionales (por cierto, laico y aconfesional es lo mismo) donde la pobreza era mucho mayor. No guarda ninguna relación.

    ResponderEliminar
  5. Estigia, querida, mi amigo Montarto es un auténtico sabio, de los pocos que quedan. Te ruego que tengas muy en cuenta sus opiniones. Sabe lo que dice.

    ResponderEliminar
  6. ¡Y gracias a todos por tomados la molestia de leer mi blog y comentarlo! ¡Sois grandes!

    ResponderEliminar
  7. Veropolox, lo he escrito con total respeto. Salvo la palabra "demagogia" (que utilizo para invalidar la afirmación que ha hecho, no a él mismo) creo que he sido concisa y formal en mi respuesta. Yo no me catalogo como sabia, pero has de reconocer que hasta el más inteligente y culto se puede equivocar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Hola. Nunca he ducho lo contrario. Claro que lo has dicho con respeto. Pero conozco a Montarto, es mi amigo y es n sabio. Eso es todo. Muchas gracias de nuevo.

    ResponderEliminar

Agradecería cualquier comentario relativo al presente post, pero ruego que se haga siempre con respeto, de otro modo no podrá aparecer publicado. Muchas gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...